28/4/17

MAIGRET EN ESCENA

PIETR, EL LETÓN
GEORGES SIMENON
TRADUCCIÓN DE JOSÉ RAMÓN MONREAL
Acantilado, 2012


“Era noviembre. Caía la noche. Por la ventana pudo ver un brazo del Sena, la plaza Saint-Michel y un barco, todo ello envuelto en una sombra azul que las farolas una tras otra estrellaban.” Este es uno de los primeros párrafos con los que comienza la narración, que tiene la peculiaridad de ser la primera en la que aparece el personaje que le dará mucha fama a Simenon (y que tiene algunos rasgos de alter-ego): el comisario Jules Maigret.

1929. Simenon navegaba durante el verano por el Mar del Norte cuando concibió esta novela y sobre todo, a este personaje que continuaría apareciendo en muchas más obras de intriga: “Esa gabarra, -cuenta el escritor belga- en la que coloqué un gran cajón para mi máquina de escribir y una caja algo más pequeña para mi trastero, iba a convertirse en la cuna de Maigret. ¿Me disponía a escribir una novela popular como las demás? Una hora después, vi que empezaba a perfilarse la mole poderosa e impasible de un tipo que me pareció que sería un comisario aceptable. A lo largo de ese día fui añadiendo algunos accesorios: una pipa, un sombrero hongo y un grueso abrigo de cuello de terciopelo. Y le concedí, para su despacho, una vieja estufa de hierro colado.” Maigret, cuarenta y cinco años, unido a su eterna pipa como el escritor belga, es descrito como un hombre grande y huesudo, musculoso, que, aunque cuidaba su apariencia y vestía con pulcritud, su aspecto no era precisamente aristocrático. Esta casado y en buena relación matrimonial, su esposa es un ama de casa convencional, y ellos una pareja que se lleva bien, a pesar de los horarios del comisario, que, como todos los policías, nunca se sabe si va a comer o a dormir a casa.

La narración comienza con un asesinato: en un tren que llega a París desde Bruselas aparece un cadáver embutido en uno de los lavabos del tren. El aviso de que un conocido pero escurridizo delincuente, Pietr al que apodan “el letón” se dirige a París tras un sinuoso recorrido desde Cracovia, hace recaer las sospechas en el cadáver, que tiene rasgos parecidos.  Maigret comienza su investigación.

El seguimiento de pistas le lleva al hotel Majestic de París, en los Campos Elíseos, donde un grupo de potentados, elegantes y orgullosos, ocupan sus lujosas habitaciones con gran boato. Uno de estos potentados, a pesar del smoking y su aspecto elegante, además de firmar con un nombre distinto en el registro, tiene un gran parecido con el Letón, por lo que es sometido a vigilancia. Los demás son el matrimonio Levingston, millonarios americanos.
El Letón es conocido y buscado por ser un estafador de altura, dirigente de una banda internacional cuyos secuaces le hacen el trabajo sucio y a él no se le ha podido demostrar aun su participación. Maigret lo sabe y se dispone a esperar con paciencia.
De pronto, ambos desaparecen, dejando colgada a la señora Levingston que se consuela en el bar. Maigret le sigue la pista a un posible retrato femenino que podría haber estado en la chaqueta del hombre muerto en el tren. Esto le lleva a una pequeña población en la costa normanda, Fécamp, entre Dieppe y Le Havre. Y allí busca a un marino, el señor Swaan, aunque solo puede hablar con su esposa y ver a sus hijos. Un hombre de aspecto rudo y malcarado se dirige a una taberna a donde le sigue Maigret, a pesar de la inclemente lluvia. Y lo seguirá de vuelta a París, pero no a los Campos Elíseos sino a los bajos fondos parisinos, un hotelucho de mala muerte donde convive con otra mujer, Anna Gorskine.

El acecho continuo y deliberadamente ostensible con el que Maigret tiene sometido al sospechoso y sus posibles compinches, crea una ligazón entre ambos, como el propio narrador comenta: “Quizá sería exagerado pretender que, en muchas investigaciones, nacen unas relaciones cordiales entre el policía y aquel a quien debe hacer confesar. Sin embargo, casi siempre y a menos de tratarse de un bruto, se establece cierta intimidad. Sin duda, esto se debe al hecho de que, durante semanas y a veces meses, policía y malhechor viven pendientes el uno del otro. El investigador trabaja encarnizadamente para penetrar hasta el fondo del pasado del culpable, intenta reconstruir sus pensamientos y prever sus mínimos reflejos. En la partida, ambos se juegan la piel. Y cuando se encuentran, las circunstancias son suficientemente dramáticas como para hacer desaparecer la indiferencia cortés que suele presidir diariamente las relaciones entre los hombres.”
Ocurren un par se asesinatos más antes de que finalmente se resuelva el caso. Maigret queda algo contusionado, pero bajo los cuidados de su esposa. Los detalles habrá de averiguarlos el lector.
El comisario es un personaje muy cercano al público, porque ni es una mente privilegiada estilo Holmes, ni un elegante casi aristocrático como Poirot, ni tiene inmunidad física, come bocadillos con cerveza cuando no puede atacarle a un buen choucroute con un buen vino, pasa frío mientras hace su turno de vigilancia bajo la lluvia, y aunque es lo suficientemente duro, agradece que lo mimen. Es, como si dijésemos, un héroe cotidiano.


Fuensanta Niñirola





-->

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (470) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (67) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (13) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (35) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog