7/8/17

UN MACBETH RUSO

LADY MACBETH DE MTSENSK
NIKOLÁI LESKOV
Nórdica Libros, 2015
Ilustraciones : Ignasi Blanch
Traducción: Marta Sánchez Nieves


Versión ilustrada de esta novela corta de un escritor no muy conocido en España. No muy aceptado en su época, denostado desde la izquierda y la derecha, Leskov era un liberal doctrinario, nieto de un pope ortodoxo ruso y sobrino de un cuáquero inglés; algo de eso hay en uno de sus temas preferidos, el enfrentamiento entre los ideales y la realidad. Lejanamente inspirada en el texto de Shakespeare, cuenta los crímenes de una mujer burguesa dividida entre un amante plebeyo y los preceptos de la moral reinante.
Katerina Lvovna encarna a una mujer profundamente enamorada, pero a diferencia de la Lady Macbeth shakespeariana, sus crímenes, a pesar de ser terribles y  absolutamente condenables, no son generados por el deseo de poder,  sino por un amor desesperado, radical, ciego a todo lo que no sea su objeto de amor. . “Para ella no existía ni la luz ni la oscuridad, ni el bien ni el mal, ni el tedio ni la alegría.” Katerina desea a su amante con una atracción fatal, y elimina paulatinamente a todo aquello que se opone a su pasión. Pasa por encima de las normas sociales, morales y no distingue entre quienes suponen un posible obstáculo para la realización de su amor. Es una mujer de apariencia frágil, pero de férrea voluntad.
Casada durante 5 años con Zinovi Borisych, mercader de harinas, muchos años mayor que ella y viudo de un matrimonio anterior que no le dio hijos, Katerina se aburría soberanamente en su casa, sin conseguir quedarse embarazada. En la casa vivía su suegro, Boris Timofeich, una vieja criada y cocinera, Aksinia. La joven Katarina era observada por todos y se sentía muy sola, siempre de compañía de gente mucho más mayor. Hasta que, finalmente, en una larga ausencia de su marido por viaje de negocios, conoce a uno de sus empleados, Serguei, y la chispa del amor, del contacto físico, la pasión sensual y sexual, surge y crece como una abrasadora hoguera de leña muy seca.
A partir de ahí, la dulce y triste Katerina se transforma en una mujer arrolladora que todo lo enfoca con el filtro de su pasión.  Serguei, que ha sabido conquistar a su ama, poco a poco se va dando cuenta de hacia donde se dirigen las miradas y los terribles planes de su amante. Sin embargo, la sigue. Hasta que, finalmente, tras un espantoso asesinato, el amor de Serguei se quiebra y abandona. En la larga carrera hacia su castigo, Katarina es presa de los celos, unos celos avasalladores, y continúa eliminando los obstáculos para recuperar su amor.
Serguei es un personaje débil, que no ha sabido distinguir entre un amor pasajero y el amor brutal y terrible que despierta en su amante. Katarina, en cambio, se convierte en una dura mujer capaz de todo con tal de conservar a su amante en su lecho.
La historia tiene un fuerte dramatismo, pero al mismo tiempo, está contada con una naturalidad  que contrasta con la dureza de los hechos. Leskov renovó el idioma literario, al que aporta su conocimiento tanto del ruso más vulgar en todos sus registros, dialectos y jergas, como del más culto y clásico, e incluso del antiguo eslavo eclesiástico. Su obra supone un gran fresco de la vida rusa en la segunda mitad del siglo XIX. Creó una galería de tipos originales, raros y pintorescos.  Si hubiera que alinearlo entre los grandes escritores rusos del XIX, creo que se le podría encontrar más cerca de  Gógol que de otros. Según Tolstoi, Leskov era un adelantado de su tiempo. La narración sirvió de base para la ópera homónima de Shostakovich, cuyas representaciones fueron suspendidas y cayó en desgracia frente a Stalin, tildándola de “esnobismo antipopular, pornofonía y formalismo”.
En cuanto a las ilustraciones, el artista crea unas imágenes de rasgos duros y fuertes, jugando solo con el blanco, el negro y el rojo. Sensuales cuando muestra a los amantes, melancólicas y tristes ante la soledad de la mujer, y agresivas en los momentos previos al asesinato,  creando espacios planos, con perspectivas muy escorzadas o vistas verticales, casi cinematográficas. En suma, una cuidada edición y traducción.


Fuensanta Niñirola


No hay comentarios:

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (470) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (67) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (13) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (35) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog