7/7/14

HABLANDO DEL MARQUÉS DE SALAMANCA (ENTREVISTA)

ENTREVISTA A JUAN GONZÁLEZ SOLANO 
A PROPÓSITO DE LA NOVELA 


“EL CAMINO DE HIERRO”


Juan González Solano (Puente Genil, Córdoba, 1949), es economista por la Universidad de Málaga y reside en Madrid. Su vida profesional ha estado siempre vinculada al mundo de las finanzas y de la Bolsa. Ha trabajado en varias entidades financieras y empresas multinacionales, estuvo becado en la embajada española en Caracas y también ha sido empresario. El camino de hierro es su primera novela.

1.     Usted procede del campo empresarial y sobre todo, financiero. ¿Tiene otras publicaciones en el campo de las finanzas?
Artículos y colaboraciones. “El camino de hierro” es el primer libro que publico.

2.     ¿Qué le llevó a escribir una novela?
Es algo que quise hacer desde muy joven, siempre he sentido la necesidad de escribir. Una inclinación que, sin embargo, no he podido llevar a cabo hasta ahora, cuando he tenido el tiempo y la calma suficientes.

3.     ¿Tiene alguna formación literaria, es aficionado a la literatura? ¿Le gustan las biografías?
Siempre he amado la literatura y he sido un lector insaciable desde niño. Mi única formación literaria consiste en la lectura y la observación de los distintos modos de escribir de los buenos autores.
En cuanto a las biografías, no me gusta distinguir por géneros literarios, todos son buenos para escribir una gran obra y en todos encontramos libros mediocres. A mí me  gustan mucho los que me emocionan a través de la exploración del alma humana, y por tanto me encantan las obras que nos cuentan de forma conmovedora vidas de personajes que merecen interés. Pero es complicado delimitar géneros –y probablemente poco útil-, por poner un ejemplo, el hilo central de “En busca del tiempo perdido” es un viaje interior por la propia vida del autor, si a esto le llamásemos biografía, que entiendo que no, respondería que me apasiona.
En el caso de “El camino de hierro”, yo no lo considero una biografía, sino un retrato que el autor hace del personaje. Aunque el retrato se basa en la vida del marqués de Salamanca, por supuesto.

4.     Volviendo a la novela, ¿qué le decidió a elegir este personaje como tema del libro?
Principalmente, el hecho de que Salamanca fue un hombre que remó contra corriente, me atrae ese tipo de personas. Un soñador que se empeñó en llevar a cabo sus sueños con una voluntad inquebrantable, y no eran sueños sencillos de realizar. Acometió empresas de una dimensión colosal y muy diversas, muchas de ellas de carácter cultural. Resulta verdaderamente admirable.
El hecho de que el mundo de la empresa y de las finanzas me sea familiar también ha influido, naturalmente, así como el deseo de rebatir cierta imagen frívola con que a veces se le trata; un hombre como Salamanca, que dedicó su vida y su fortuna a crear riqueza y progreso, no pudo ser un frívolo. Tal vez lo podamos acusar de exceso de ostentación, pero no de frivolidad.
 
5.     En el proceso de documentación, ¿ha recorrido el Barrio de Salamanca de Madrid, ha visitado los edificios que sirvieron de vivienda al marqués?
Llevo muchos años viviendo junto al barrio de Salamanca, de modo que lo conozco bien. Por motivos profesionales, conocí el palacio de Recoletos hace tiempo. Pero no he visitado Vista Alegre ni Los Llanos, ni sus palacios en el extranjero, espero hacerlo algún día. Creo que no es necesario para describirlos, hoy la tecnología pone a nuestra disposición tal cantidad de información contrastada, que puede uno llegar a conocer lugares con detalle sin necesidad de pisarlos.

6.     ¿Ha visionado la película de Edgar Neville sobre el Marqués? ¿Qué le ha parecido?
No la he visto, no, aunque sé que existe. Me he documentado exhaustivamente sobre los hechos y personajes históricos que rodearon o condicionaron la vida de Salamanca, pero he eludido expresamente acudir a otros retratos con la intención de no condicionar mi propia visión del personaje. Y esa película es también un retrato, como lo es mi novela.

7.     La mayoría de los personajes parecen históricos, reales, pero habrá algunos ficticios, no hablamos ya de criados, cocheros, etc. ¿puede decirnos si hay alguno importante que sea de ficción?
Hay varios personajes enteramente inventados, sí.  Por ejemplo, don Matías Perelló, Jaime de Zaldívar y el cardenal Carlo von Waldburg Zeil.

8.     El hecho de pasar por encima de sus orígenes malagueños, y centrarse en su recalada en Madrid, ¿es por falta de datos o por interés en la etapa elegida?
No paso por encima de sus orígenes, lo que sucede es que Salamanca abandonó Málaga muy joven y solo volvía muy esporádicamente, por lo que esta ciudad juega un papel poco significativo en su vida y en su obra.
Solo hay un hecho relevante en la vida de Salamanca que tuvo lugar en Málaga cuando era muy joven y queda fuera de mi novela, que es su participación en los sucesos que terminaron con el fusilamiento del general Torrijos y sus hombres en la malagueña playa de San Andrés, junto al Perchel. Unos hechos, por cierto, que quizás den lugar algún día a una nueva novela que tengo esbozada.
 
9.     Usted da a entender que el contexto político y la sociedad de la época esencialmente no ha variado demasiado, o al menos, que allí están las claves delguerracivilismo posterior ¿Es así?
No es solo que yo lo dé a entender, que por supuesto que sí, es que los hechos hablan por sí mismos. Creo haber respetado la realidad histórica con el mayor rigor (otra cosa es el dibujo de caracteres y personajes, propio de una obra de ficción), y resulta una evidencia que el sectarismo, o la dificultad de los españoles para organizar nuestra convivencia, tan visibles hoy, eran muy similares en el siglo XIX.
Efectivamente, muchas claves de lo que pasa actualmente se encuentran en gran medida en la época de Salamanca. Por ejemplo, las guerras carlistas son el origen de buena parte de las tensiones territoriales de hoy.

10. La relación entre el marqués y María Buschental, personaje muy bien perfilado, ¿Hasta qué punto es real?
Salamanca tuvo una gran amistad y trato durante la mayor parte de su vida con esa mujer fascinante que fue María Buschental. Otra cosa es que el autor fantasee en la ficción con hasta qué punto pudo llegar esa relación, de lo que, como es natural, no queda reflejo en la Historia.

11. ¿Cree que la actividad empresarial, los emprendedores, están tan mal vistos en España? Lo pone en palabras del marqués, en varias ocasiones de la novela, pero da la impresión de que  usted comparte esa opinión. ¿Cuál cree que puede ser la razón?
Eso me parece otra evidencia, los españoles, y hablo en términos generales, sentimos escaso aprecio por quien emprende. Y en algunos casos, sobre todo en casos de gran éxito como el de Salamanca, a los emprendedores se los menosprecia o se los calumnia. La envidia, no es solo un pecado capital, sino también algo muy español.
No sé por qué somos así, por qué se desprecia en esta tierra a quienes benefician a la sociedad -aunque en primer lugar a ellos mismos, claro-, creando riqueza y empleo, tarea principal del empresario grande o pequeño, y motor del progreso. Pero es algo muy triste, y, sobre todo, extraordinariamente dañino.

12.  Quizá debería escribirse más sobre este tipo de personajes, personas emprendedoras que arriesgan su propia vida en el empeño pero que levantan sectores económicos del país. ¿Tiene el proyecto de seguir escribiendo sobre este tema?
Tengo intención de seguir escribiendo sobre esos raros personajes que circulan contra la corriente dominante, esa especie de “cisnes negros”, usando el término de Taleb. Sobre personas que no se resignan, que luchan contra la dificultad, que creen en el individuo y en el poder de la voluntad, que luchan por la felicidad sin hacer daño al vecino, que llevan en las venas la pasión creadora. Sobre este tipo de personas pienso escribir en el futuro, de esto no tengo ninguna duda.
En esa tarea, seguro que volveré a novelar personajes, históricos o ficticios, que se arriesgan por el progreso económico, porque es algo que me resulta admirable.

Le agradecemos sus respuestas y le deseamos mucho éxito con su novela, esperando que continúe escribiendo.


Fuensanta Niñirola / Ariodante






Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (475) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (68) novela aventuras (12) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (13) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (35) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (11) Relatos Oeste (1) Relatos. (14) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (2) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog