2/5/14

TARDE LITERARIA VALENCIANA CON AZORÍN

EVENTO LITERARIO VALENCIANO


En una ya calurosa tarde primaveral tuvo lugar ayer la presentación de un libro en la Librería Ramón Llull. El libro en cuestión trata de una compilación de textos del gran escritor alicantino José Martínez Ruiz, más conocido por su seudónimo «Azorín»(Monóvar, 1873 – Madrid,1967) y se llama Libros, buquinistas y bibliotecas. Crónicas de un transeúnte: Madrid-París (Fórcola, 2014), bajo la edición de Francisco Fuster, y con un prólogo de Andrés TrapielloAzorín fue novelista, ensayista y crítico literario, una de las principales figuras de la generación del 98. Establecido en Madrid desde 1896 colaboró en periódicos y revistas – El PaísEl Progreso, El Imparcial-, como crítico y traductor. Luego, durante muchos años, en ABC y en revistas – Revista NuevaJuventudArte JovenAlma Española y España -, en el Diario de la Marina de La Habana y otras publicaciones hispanoamericanas. Viajero extraordinario por España, en cambio, viajó muy poco al extranjero; durante la primera Guerra Mundial estuvo en Francia y luego, desde 1936 residió en París.
Dicho esto, la mesa estaba compuesta por el propio editor de Fórcola, Javier Jiménez; el compilador e introductor de los textos, Francisco Fuster (Alginet, 1984), Doctor en Historia por la Universidad de Valencia e investigador en el Departamento de Historia Contemporánea de esta misma universidad, con especial interés en la obra de Pío Baroja, Azorín y Julio Camba; y finalmente, un invitado especial: Justo Serna, Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Valencia, especializado en Historia Cultural e Historiografía, con una larga lista de publicaciones y artículos de prensa.
Almudena, la dueña de la librería, introdujo el acto contándonos una curiosidad que quizás sonara nueva a aquellos que aun no han tenido en sus manos ningún libro de le editorial Fórcola. Esta palabra designa la “parte más hermosa y rara de la góndola veneciana, realizada en madera, y en la que el gondolero apoya el remo para maniobrar”. Tras la sonrisa inicial, tomó la palabra Javier Jiménez, para recordar los primeros contactos con esta librería, lo que le llevó a destacar el papel de librerías como esta, que miman los libros y a los lectores. Destacó después su afición personal a los clásicos, de la mano de su padre (¡ay, los padres!) que le puso a Baroja y a los escritores del 98, aficionándole a la calidad literaria desde pequeño. Azorín –afirmó- representa una lección de estilo, era un enamorado de los libros, pero no como coleccionista, sino como lector; y este es el espíritu que ha guiado esta edición. La colaboración de Trapiello en el prólogo y el trabajo editor y recopilador de Fuster han dado como resultado un producto ex novo, ya que, aunque los textos de Azorín sean los mismos, la selección, revisión y presentación dan una visión más personal y llena de interés.
Justo Serna intervino después, hablando del modo en que nos sumergimos en los libros, como un “tanteo” de la realidad; Azorín reinterpreta a los clásicos desde una lectura libre y respetuosa, pero no “arqueológica”: los clásicos siguen vivos, y precisamente porque no forman parte de nuestro contexto hemos de hacer un pequeño esfuerzo para comprenderlos y asimilarlos, pero merece la pena, porque lo que nos tienen que decir los clásicos es universal, pertenece al alma humana. El lenguaje de Azorín rompe –según Serna- con la retórica que se le había añadido al castellano a lo largo del siglo XIX. Hace literatura de periódico, que, condensada y agrupada, nos sirve para acceder a un mundo convulso como era el de su generación.
Finalmente, Paco Fuster intervino, con entusiasmo y convicción: le notamos un verdadero ardor literario, que expresó sin ambages confesándose un  adicto a las hemerotecas y a la literatura periodística de siglos pasados, que considera como una lección de escritura, nada comparable a lo que hoy en día suele leerse en la prensa. Los artículos periodísticos de Azorín, de Camba, Pla, etc.,  nos muestran la historia de España. La calidad de sus textos les hace rabiosamente actuales. Azorín publicó cinco mil artículos ¡solo en ABC!, y luego otros muchos en otros medios. Tuvo ya en vida muchos compiladores de su obra. Actualmente es la CAM la que, curiosamente posee los derechos del autor sobre su obra y ha hecho mucho por su difusión. La compilación actual supone una selección y una introducción donde se reflexiona sobre la gran obra del ilustre alicantino y español.
En suma, una excelente presentación y una exhortación a reencontrarnos con un autor que ha sido  a veces malinterpretado por visiones ideológicas o políticas que le han marginado. Volvamos, pues, nuestra mirada a Azorín.



Ariodante






1/5/14

OTRO AÑO MÁS CON HISLIBRIS

V ENCUENTRO DE HISLIBRIS 2014 
ALCALÁ-MADRID


Como todos los años desde hace cinco, se viene celebrando el aniversario de la creación de la plataforma digital Hislibris, (web y foro) con un encuentro de hislibreños de toda España. En el mismo acto se hace entrega de los Premios que Hislibris concede a editoriales y autores por las obras publicadas el año anterior, que previamente han sido propuestas por las editoriales, votadas por los hislibreños y finalmente, elegidas por un jurado. También se presenta el libro resultado del concurso anual de Relatos Históricos, que Ediciones Evohé publica con los relatos ganadores y finalistas; en este caso, "La voluntad de poder y otros relatos". Los premios de las editoriales se entregan con la estatuilla conocida como "Celedonio". Cada año los hemos venido celebrando estos Encuentros en una población distinta: se comenzó por Madrid, seguida de Valencia, Cornellá (Barcelona ), Carmona (Sevilla) y este año en Alcalá/Madrid.
 
La primera sesión, el viernes 25, tuvo lugar en Alcalá, donde hicimos previamente un recorrido por la ciudad histórica guiados por la escritora Olalla Garcia, una estupenda cicerone. Después nos reunimos en el salón de actos del Museo Arqueológico Regional para la entrega de premios a las editoriales. En la mesa estaban Javi Lr, Richar, Urogallo, y Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional. 

Y los celedonios fueron a:

  1. Mejor novela histórica,  Sergio Vega, con Las piedras de Chinaya. El hilo de karma, recogido por el propio Sergio.
  2. Mejor ensayo histórico: Max Hastings, por 1914 (Ed. Crítica).
  3. Mejor autor español: Miguel Sobrino, por Monasterios (La esfera de los libros), recogido por el propio autor.
  4. Mejor autor novel: Sergio Vega, de nuevo.
  5. Mejor portada histórica: Alejandro Collucci, por El señor de Castilla (autor Blas Malo), recogido por Lucia Luengo de Ediciones B.
  6. Mejor labor editorial: Ediciones Siruela.
  7. Y por último, se concedió el premio honorífico a Arturo Aizpiri, que lo recogió encantado.
Una vez acabada la entrega de premios se inició el regreso a Madrid y hubo cena y copas. Diversión y compañerismo a tope.

El sábado fue el día fuerte: dos mesas redondas por la mañana en la Tabernae Hislibris, seguidas de una comida allí mismo, con gran variedad de platos y abundancia de comensales, que departieron a gusto.sesión de tarde en el Café Comercial, para presentar el libro de los relatos.
Las mesas redondas matinales trataban:
La primera,  "Testigos españoles de la I Guerra Mundial", (Valle-Inclán y Blasco Ibáñez), a cargo de Jaime Alejandre y Guillermo Chico, fue precedida de una conferencia de Ma José Galván, que nos habló, acompañándose de imágenes, del panorama político y literario español ante la Gran Guerra europea. Una magnífica charla, muy orientativa y didáctica.  La segunda mesa redonda versaba sobre "Aníbal en Hispania: visiones desde la novela histórica" y corría a cargo de Javier Pellicer y Arturo Aizpiri, con Ariodante como moderadora.


En cuanto a la conferencia, María José Galván nos mostró, tras comentarnos los momentos más relevantes del panorama político español, los dos sectores en los que se agrupaban políticos y hombres de la cultura, según apoyasen a los aliados o al grupo centroeuropeo. Algunos se alineaban a los germanófilos por ir contra Inglaterra, mientras que Francia seguía siendo un punto de referencia en España. Otros, la intelectualidad, si apoyaba el bando centroeuropeo era por la afinidad filosófica con Alemania...en fin, otro sector era anglófilo por otras razones, de tipo más liberal. Tanto en la conferencia de María José como en lo que comentó sobre todo Jaime  Alejandre,  (editor del libro "Versión estelar de la guerra: Verdun 1916"/Valle-Inclán ) que habló sobre la visión de Valle, una visión más literaria y muy contradictoria, (como todo en él lo era) quedó bastante resaltado que las posiciones en que se dividía la clase política española y la intelectualidad, prefiguraban lo que más tarde acabaría en la guerra civil del 36. Sin embargo, también se indicó que este proceso ya venía fraguandose a lo largo de todo el siglo XIX., con las constantes luchas entre liberales y absolutistas. Por su parte, Guillermo Chico expuso la posición de Blasco Ibañez, que era diferente, más periodística y política que literaria. Blasco permaneció en París toda la guerra, mientras que Valle sólo pasó una muy breve estancia, y abordó a fondo el tema de la guerra en todos sus niveles. El libro que La Esfera ha publicado es sólo una selección en un sólo volumen de los escritos de Blasco, que ocupan nueve, en realidad.

La segunda mesa redonda versó sobre Aníbal en Hispania, y el contraste ente la cultura púnica, más cercana a la helenística, y por tanto más heterogénea, y la romana, más monolítica y uniforme. El desembarco de los Bárcidas en la península ibérica fue en parte una expansión necesaria, y también un intento de ocupar un espacio que frenase la expansión romana, que intuían inevitable. Mientras que Amílcar se impone como guerrero frente a las múltiples tribus y pueblos ibéricos, Asdrúbal "el bello" supone un intento de establecer una unidad con los celtíberos y la creación de un espacio político que marcase cierta independencia de la metrópoli. Pero a su muerte, Aníbal retoma la actitud guerrera de Amilcar y se lanza a formar un gran ejército que invadiera Roma, su secular enemiga. Tanto Arturo Aizpiri como Javier Pellicer destacaron el carisma de Aníbal y la relación excepcional que tenía con sus tropas, a pesar de ser frenado constantemente por el gobierno de la metrópoli al que, por otra parte, Aníbal siempre se mostró leal. También se comentó acerca de la parcialidad y fiabilidad de las fuentes romanas, y de otros detalles.
En suma, una mañana muy instructiva e interesante, que finalizó con una magnífica comida en la Tabernae, departiendo por grupitos y renovando amistades o creando nuevos lazos. Contamos con la presencia de miembros veteranos, tanto madrileños como venidos a Madrid desde la periferia. También el viernes apareció en bloque el grupo valenciano, ¡casi al completo! Y contamos con la asistencia de muchos miembros recientes, con lo que conocimos caras nuevas y ampliamos el plantel.

Por la tarde, a las siete, nos volvimos a reunir en el Café Comercial, donde pasamos unas horas muy divertidas comentando los detalles del concurso de relato histórico, donde los autores premiados este año y anteriores que estaban en la sala iban pasando por la mesa y dando su opinión sobre el proceso de escritura  de votación, etc., así como algunos miembros el jurado presentes comentaban los problemas con que se habían encontrado y posibles alternativas. En general, se sigue destacando la peculiaridad de este concurso, muy poco común entre el habitual sistema de concursos, al permitir que los miembros del foro puedan ir leyendo los relatos, introduciendo sus opiniones,críticas positivas o negativas, y finalmente su voto. Que supone una selección previa a la votación definitiva del Jurado. Entre chistes, risas, comentarios y unas cuantas cervezas, concluyó la sesión, que derivó a las 9 en una cena en la parte de abajo del Café.

El domingo por la mañana pusimos la guinda a los Encuentros con una visita en grupo al recién renovado Museo Arqueológico Nacional, que nos dejó impresionados y abrumados ante la cantidad de salas nuevas, la excelente disposición de las piezas expuestas, lo didáctico  de los paneles, en fin, los patios interiores con luz cenital, la nueva entrada...un recorrido francamente maravilloso, aunque únicamente habría que señalar que es poco menos que imposible verlo todo en una sola visita, sin saturarse. Hay que dejar algo para otras ocasiones.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (460) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog