1/5/10

El secreto de tus ojos/ Eduardo Sacheri












Eduardo Sacheri (Buenos Aires, 1967) profesor universitario de Historia y escritor argentino, comenzó escribiendo relatos y cuentos sobre fútbol, que es su pasión. En 2005 publicó La pregunta de tus ojos, que fue llevada al cine posteriormente por JJ. Campanella con el título con el que ahora se publica en España, El secreto de tus ojos. Sacheri colaboró con Campanella en el guión de la película. Como el propio Sacheri avisa en una nota al final del libro, a raíz de un empleo en el Juzgado Nacional de Primera Instancia, en 1987, tuvo conocimiento el autor de un caso que le llamó la atención: más bien de una injustificada puesta en libertad de un preso común con graves delitos en su haber. Este hecho le dio que pensar e imaginar y probablemente fue el origen de la novela que veremos a continuación. Sólo el hecho es real, toda la historia pergeñada a su alrededor es ficticia completamente, según asegura el autor. Es curioso cómo, a partir de una brizna de realidad, un autor con talento puede imaginar toda una historia, y darle visos de realidad y de credibilidad.

El protagonista, Benjamín Chaparro, prosecretario de un Juzgado de instrucción, nos cuenta en primera persona la historia de Morales, víctima indirecta del asesinato de su esposa. Pero a su vez también cuenta la historia del asesino, y la historia de sí mismo, que conocemos por su papel en los hechos y por sus reacciones y relaciones con los demás personajes: Sandoval, su mejor amigo; el comisario Baez; el rencoroso Romano;...e Irene, la mujer de sus sueños. Chaparro nos relata hechos que sucedieron treinta años antes, y va alternando los pasos que va dando, como presunto escritor, con los recuerdos, capítulo a capítulo, surgiendo de su memoria y escribiéndolos en papel con una cascada máquina Remington, como en los viejos tiempos. Intercala breves textos en tercera persona donde sitúa a Chaparro, como si él mismo se viera desde fuera, como alter ego, un fantasma de sí mismo que le vigila en su acontecer.

Usa Sacheri el lenguaje de la calle,basto y muy bonaerense en sus expresiones. Pero a su vez, transmite emociones profundas: bajo una superficie cotidiana y vulgar, se esconde un dolor sordo, una soledad inmensa, un amor hondo y desesperado. Los ojos de Irene le perturban desde el primer día que le miran. Y así será toda su vida, una turbación constante. Chaparro es un solitario que por dos veces trata de salvarse con el matrimonio sin éxito. Podría ser el protagonista de una novela negra, el perdedor que al menos conserva el honor y la lealtad de la amistad como uno de sus principios
El hecho de haber visto antes la película que leído el libro, perturba un tanto mi imaginación, que se ve inevitablemente trasladada al celuloide y a las imágenes de los protagonistas principales, que casan perfectamente con lo descrito en el libro; así no hay discordancias, hay recuerdos y similitudes. Pero la novela resulta francamente mejor que la película. Está muy bien construida, muy bien contada, y es redonda. Terrible, dramática, emotiva, y perfectamente verosímil.
Efectivamente, el secreto está en los ojos, en el juego de miradas: en realidad, creo que es un título mucho mejor que el original, porque realmente hay un secreto en las miradas: la mirada de Irene, esos ojos que le preguntan qué es lo que le pasa y Chaparro no es capaz de responder; la mirada que Chaparro desvía ante el asesinato, la mirada de Morales cuando conoce los hechos. La mirada de Sandoval, marcándose un farol... y la mirada del asesino, cuando reconoce su culpabilidad por una cuestión de hombría.
Claro que también hay una pregunta en los ojos de Irene que finalmente queda en el aire, aunque sabemos la respuesta.
Una obra recomendable y un autor a seguir en su trayectoria.



26/4/10

V ANIVERSARIO DE HISLIBRIS

Viernes: Preludio

Con gran afluencia de hislibreños, autores, editores y otros miembros de la comunidad literaria, así como algunos sufridos cónyuges y amigos, se celebraron espléndidamente los actos del V Aniversario de esta pequeña aldea virtual, cada vez más amplia y global, que es Hislibris. Así mismo se echaron en falta sonadas ausencias, casi todas sureñas, y otras transoceánicas, de veteranos hislibreños que esperamos ver la próxima convocatoria. El calurosísimo recibimiento, fue en la terraza del hotel y a pleno sol casi veraniego. Presentaciones, abrazos, cachetillos, sonrisas, efusiones, infusiones, cervezas y calor, mucho calor.

Finalmente, el acto de entrega de los Premios Hislibris, se realizó cuando por fin llegó Juanjo de la Iglesia, conocido periodista y presentador de radio y televisión, el cual, haciendo gala de un buen humor contagioso y muy profesional, pasó a presentar a los ganadores, a los que fue llamando y que iban recibiendo de manos de un sonriente azafato, un tal Richar, la figurita del Celedonio, cada una única y especial, monísimas todas, realizadas ad hoc por Nuri, la creadora de la imagen celedonia originaria. Y estos son los premiados:


Obertura: And the Celedonio goes to...

Mejor Autor Español 2009: Santiago Posteguillo por La traición de Roma. Recoge Andrés Laina de Ediciones B.

Mejor Autor Novel 2009: Luis Villalón Camacho por Hellenikon. Recoge Luis Villalón Camacho.
Mejor Portada Historica 2009: El arquitecto de los cielos de editorial Temas de Hoy. Recoge Germán Carrillo, jefe de diseño de la editorial Temas de Hoy.

Mejor Ensayo Historico 2009: Catedrales, de Miguel Sobrino. Recoge Miguel Sobrino.

Mejor Novela Historica 2009: La traición de Roma, de Santiago Posteguillo. Recoge Antonio Penadés en nombre de Santiago Posteguillo

Mejor Labor Editorial 2009: Editorial Edhasa. Recoge Penélope Acero en nombre de la editorial Edhasa. (Trae un speach del editor de Edhasa)

Mencion Honorifica: Ricardo Tejedor, alias Richar. Mención saludada con gran alboroto y griterío.

Como veis, arrasó Posteguillo, desgraciadamente ausente por indisposición, con dos celedonios, y Cavilius ganó el suyo y salió al estrado, más contento que unas pascuas, con aquello de yo no me lo esperaba...etc.

Una vez hechas las fotos de rigor, pasamos a lo importante: el condumio. Un largo intercambio de bebidas y canapés, conversaciones en distintos corrillos, risas, fotos, cachondeo y demás expansiones jocosas, hasta que el personal se decidió, vista la hora tardía, a buscar un sitio donde cenar, y posteriormente, copeo y tal. Pero eso lo contarán los que se apuntaron, porque en mi caso, dada mi provecta edad, preferí retirarme a mi alojamiento para poder estar algo lúcida al día siguiente.

Sábado: mesas redondas/encuentro de escritores y editores

Insomnes y adormilados los noctámbulos fueron apareciendo y aposentándose en El Caldito, hasta que la sala quedó a rebosar. En la primera ponencia ocupaban la mesa: Pilar González, como autora, Carlos Fortea como traductor, y Guillermo Chico, como representante de una editorial (en este caso, La Esfera de los Libros). El tema versaba sobre la parte oculta de los libros; el lado oscuro, el lado que el lector no ve. El proceso que sigue el libro antes de que llegue a nuestras manos. La autora nos habló de cómo se llega a escribir una obra, las correcciones, el tiempo dedicado a planificar y documentar su trabajo, etc.; el traductor nos mostró con qué problemas inimaginables se enfrenta constantemente, al tratar de entrar en la mente del autor, que, según su procedencia, puede querer decir muchas y diferentes cosas, y los conflictos ante las distintas versiones, las traducciones que censuran, las traducciones que cambian el significado, anécdotas enjundiosas, en fin; y el representante de la editorial, consciente de su papel de malo de la película, trató de que comprendiéramos el punto de vista de la editora, que, como empresa, lógicamente trata de buscar un rendimiento y los recursos y los problemas entre los que se tiene mover para salir adelante. El público, en su turno de hablar, planteó entre otros temas el del emergente e-book, su inluencia y su ámbito de mayor uso, generalmente en generaciones más jóvenes, que van a aprender ya directamente con la pantalla, mientras que los amantes del papel y la tinta aún seguiremos necesitando tocar y oler un objeto llamado libro.

Tras un brevísimo descanso para que el personal saliera a estirar piernas, contestar al móvil o a fumarse un pito, una segunda mesa la compusieron los autores Carlos Aurensanz (Banu Qasi) y Arturo G. Aizpiri (El heredero de Tartessos), para tratar el tema de la Novela Histórica ambientada en España. A destacar la presencia e intervención desde el público, de Alberto Santos, el editor de Imágica. Ninguno de los dos ponentes procede en su profesión, del mundo literario ni histórico; y es su primera incursión en la novela. Ambos han insistido mucho en su amor por la historia, que les ha llevado a la escritura, y en la elección del tema hispánico ante una cierta necesidad de recuperar una historia de España que, tras años de desequilibrios políticos, han lastrado las nociones de nuestro pasado con una sobrecarga ideológica; y por otra parte, atraer a los lectores y crear una afición no conflictiva por nuestro pasado que se extienda, no sólo al mundo literario sino otros ámbitos culturales, como pueden serlo el cine histórico, los museos arqueológicos o de historia, etc.

En el debate posterior, hubo una acalorada discusión –habitual y endémica en Hislibris-sobre el difícil equilibrio de peso entre literatura e historia, la documentación o la imaginación, la verosimilitud y la coherencia interna, la importancia de ser escrupuloso y no anacrónico o la de generar emociones con la acción narrada, bajando un tanto la guardia en otros aspectos quizás demasiado formales y más propios del ensayo. En general, se defendía calurosamente el aspecto literario sobre el histórico. Novela histórica versus historia novelada. Ha de tenerse algo que contar, y ese algo ha de ser algo que nos toque, que nos impacte, al margen de la época en la que se nos sitúe. Ahora bien, si lo situamos en una época histórica, lógicamente ha de estar bien documentado el escenario y el movimiento de los personajes. Pero sin necesidad de convertirlo en un ensayo historiográfico.

Intermezzo culinario- alimenticio

Tras las dos primeras ponencias se procedió a la comida de hermandad, que fue pantagruélica: viandas y viandas a cuál más sugerente, a cuya tentación apenas pudimos resistirnos y cuyos efectos sufriremos durante tiempo, es decir, que algunos/as tendremos que hacer horas extra de ejercicio para quemar tamaño convite. Servida con simpatía por unos camareros que eran recibidos con aclamaciones cada vez que bajaban, cargados de los deliciosos manjares. A destacar, entre muchas viandas, las diversas ensaladas, las albóndigas de carne, el potaje de garbanzos y las croquetitas varias, y de postre: el sorbete de limón, espléndido. El Caldito cumple.

Postrados y absolutamente descangayados tras tamaños excesos culinarios, procedimos a realizar la última mesa redonda, cuyo tema era la novela histórica griega, con las intervenciones de los ponentes Josep Asensi (autor de Layos) y Antonio Penadés ( autor de El hombre de Esparta), procedentes del poderosísimo y cada vez más numeroso clan valenciano, y que afortunadamente se mostraron breves y no demasiado palizas, lo cual fue celebrado por el público con una enorme y sonora cantidad de intervenciones, siguiendo en la línea de las ponencias matinales. El público, ya enfebrecido por la comida y la bebida, a unas horas que debería estar echando una siestecita, se enfrascó en una febril discusión sobre el concepto de historia como ciencia, y retomó la discusión anterior sobre la novela, la historia y el delicado equilibrio entre ambas. Se discutió si lo peor que puede ocurrir es que aparezcan objetos (especialmente: gallinas) fuera de lugar o del tiempo en una novela o que los personajes manifiesten pensamientos y razonamientos excesivamente contemporáneos al autor, (concretamente: los temas ligados a la emancipación femenina); si es o no problemático que se introduzca ideología en las novelas históricas, ya que según unos ha de buscarse la objetividad, y según otros esto es imposible y lo que hay que evitar es la propaganda.

Se volvió a insistir en la importancia de lo verosímil y la coherencia interna de la propia obra. Y se dijeron muchas otras cosas, por supuesto. Pero como estos debates se reproducen periódicamente como un anillo en esta comunidad hislibreña, no vamos a insistir. A destacar: el emocionado recuerdo, a propuesta de Pepe, a un ausente hislibreño, Hagakure, al que deseamos de todo corazón su restablecimiento.

Andante Finale

Tras las ponencias y mesas redondas, con un público ya absolutamente descontrolado, incapaz de permanecer en los asientos, (ya por los efluvios de tanta humanidad contenida en un espacio varias horas, como por la inquietud corporal ante la falta de ejercicio... y de tabaco) Javi y Barto hicieron un breve pero delicioso pase de modelos, con las camisetas diseñadas por Sandra, con un grupo evolutivo de celedonios graciosísimo. Tras el pase, Javi presentó el libro con los relatos resultantes de los concursos I y II de Hislibris, y algunos de los autores presentes hicieron breves y divertidas intervenciones, contando algo de cómo se metieron en este embrollo.

Finalmente, la multitud hislibreña, completamente desmadrada, se abalanzó sobre el puesto de libros y Barto iba ciego repartiendo, cobrando, devolviendo el cambio, y controlándolo todo. Luego, como si no hubieran tenido bastante, se organizaron para ir ¡a cenar! Estos jóvenes no piensan en otra cosa... aquí discretamente hice mutis por el foro y puse pies en polvorosa, dejando a los más valientes que continuaran la marcha nocturna, por lo que si alguno de ellos consigue recordar qué hicieron en ese lapso, espero que tenga a bien contárnoslo.

¡Hasta la próxima!












Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (460) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog