3/5/18

GRIEGOS CIEGOS


-->
EL CIEGO DE DELOS

JORGE FERNÁNDEZ BUSTOS

Uno Editorial, 2018


En Delos, uno de los lugares más sagrados de la Grecia clásica, confluyen tanto diversos discursos mitológicos como importantes posiciones políticas. Delos fue el centro de la famosa confederación que encabezó Atenas contra Esparta en la guerra del Peloponeso. Pero fue Pisístrato el que la convirtió en un lugar sagrado y obligó la purificación de la isla como lugar de nacimiento divino.
Hacia el 540 a.C., el tirano de Atenas ordenó la «purificación» de la isla, deportando la isla vecina de Rinia las sepulturas, así como las personas mayores, embarazadas o enfermas, prohibiendo nacer o morir en la isla. Curiosamente, en la tradición mitológica griega se considera que, emergida por el tridente de Poseidón, Delos era una isla flotante (como siglos después lo sería la de San Borondón), pero que más tarde Zeus la amarró con cadenas al fondo del mar para que pudiera ser el lugar donde su amante Letona diera a luz a los gemelos Apolo y Artemisa.

La nueva novela de Jorge Fernández Bustos se inscribe en el imaginario mitológico heleno. Enraizada en la tradición griega clásica, tanto la oral como la escrita e incluso la teatral, narra las leyendas sobre la isla de Delos, usando como marco la época del tirano Pisístrato, a quien va dedicado en exclusiva el canto/capítulo final.
Pues bien, enmarcándola entre mito e historia, el autor granadino desarrolla la narración con un relato  interior, de rasgos homéricos y odiseicos, donde una serie de personajes  en torno al viejo escultor Pettalakos, que queda ciego de tristeza tras la partida de su hijo adoptivo Eliacim a guerrear en Egipto y largos años sin noticias suyas, mientras le esperan su esposa Glicera y su hijito Ninfodoro en la isla. El narrador es Escamandronimo, navegante devenido en pescador y amigo del ciego. Otros personajes desfilan por estas páginas, personajes curiosos y esperpénticos, componiendo un relato con marcado tono entre humorístico y erudito, donde abundan las referencias, ecos a dichos y hechos de otras épocas posteriores e incluso muy posteriores, lo que caracteriza la escritura de Fernández Bustos, que ya conocimos en su anterior novela “Septimio de Iliberis”, y que conforma un estilo propio en su obra.
Estructurada en 15 cantos o capítulos, y un postcriptum, además de dos apéndices, uno dedicado al mito del nacimiento en Delos de Apolo y Artemisa y el otro a un índice onomástico. Ente el séptimo y el octavo canto hay un interludio dramático en tres actos, en el que los dioses y el coro de ninfas dialogan sobre los hombres y en concreto sobre  Pettalakos y Eliacim.

Los cantos relatan la historia de cada uno de los personajes que componen el conjunto, y las relaciones que los unen con el resto, desde su infancia o su llegada a la isla, hasta la salida final con el decreto de Pisístrato. Cada historia personal es jugosa en extremo, no tiene desperdicio, nutriéndose tanto de la mitología como de la imaginación del autor. Se forma una pequeña compañía dirigida por Pettalakos, con  Escamandronimo al mando de su nave Castalia, y como tripulación el ciego, el enano Anacreonte y su gigantesco criado Manes. De de esta guisa viajan hacia Delfos, para que el Oráculo de Apolo les dé alguna sugerencia sobre qué va a pasar con Eliacim, si está vivo y volverá o yace muerto. La Pitia, como es habitual, contesta con acertijos y la comitiva, sin tener muy claro nada, retorna a Delos donde la discreta Glicera y su hijito Ninfodoro les aguardan.
Irán sucediéndose los días hasta que hayan de marchar de Delos por el decreto de purificación de la isla. Las idas y venidas de estos y otros personajes atraparán la atención del lector, sobre todo del amante de la mitología, que disfrutará con el estilo y los temas tratados aquí.
Fernández Bustos tiene una escritura pausada, rica en digresiones y citas, bien adjetivada, muy inspirada en los textos griegos más clásicos, concretamente los homéricos. No es lectura de metro ni de bus, sino de sillón orejero, que se degusta con calma y paso a paso.

Jorge Fernández Bustos (Granada, 1962) es Diplomado en Biblioteconomía y Documentación. Cofundador de Ediciones del Vértigo (colección especializada en la publicación de cuadernos mínimos de cualquier disciplina) y de las revistas Letra Clara, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, y El Erizo Abierto, especializada en literatura erótica. Ha publicado los cuentos La batalla de Hastings (Premio Federico García Lorca 1999, de la Universidad de Granada y la Fundación García Lorca); El coleccionista de besos perdidos (2002) en la antología Granada en cuento, publicado por la editorial Dauro y el periódico Ideal; y la serie de relatos En un pozo chico (2013), en la colección Piede-Monte, de la editorial digital TransBooks. En 2001 publicó el ensayo Herencia de la cocina andalusí, editado por la Fundación Al Andalus. Actualmente es crítico de flamenco en diferentes medios y gobierna el blog Volandovengo, especializado en este arte y otros asuntos.




Fuensanta Niñirola

20/4/18

ROMANAS


-->
MUJERES DE ROMA
Heroísmo, intrigas y pasiones
ISABEL BARCELÓ
Prólogo de Carlos García Gual
Ed. Sargantana, 2018


La historia de Roma nos ha llegado por muy diversos medios: literarios y científicos. Desde la virgiliana Eneida y las diversas leyendas mitológicas sobre el surgimiento de Roma pasando por los historiadores romanos, desde el propio Julio César comentando la guerra de las Galias, Tácito, Diógenes Laercio, Salustio,  Tito Livio, Suetonio, Cicerón, etc. por citar solo a unos pocos entre los clásicos. Y en el siglo XVIII, Gibbon, además de nuestros contemporáneos Grimal, Goldsworthy, y otros. Los historiadores, por una parte, han analizado toda la información procedente de la arqueología y los documentos históricos; los escritores, por otra, nos han estado contando narraciones basadas en personajes que existieron, dando vida a escenas del pasado, imaginando cómo pudieron vivir, pensar y morir.

Pues bien, Isabel Barceló, estudiosa y amante de todo lo romano, percibió un hándicap en la historiografía romana: ¿Qué papel jugaban las mujeres? ¿Dónde están las mujeres en la historia de Roma? ¿Qué mujeres recordamos ligadas a Roma? Y puesto que la respuesta no era clara, se lanzó a investigar, siendo este texto el resultado de esa investigación, realizada en Roma durante seis meses  del año 2004, gracias a una beca Valle-Inclán concedida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para una estancia en la Real Academia de España en Roma.
No es esta obra una novela, aunque hay tramos en los que se narran hechos de un modo casi novelesco. No es propiamente un ensayo histórico, aunque lo parezca; no es en absoluto un texto académico, si bien se rige por una estructura lógica y engarza unos temas con otros de un modo casi arquitectónico. ¿Qué es, pues? Es un doble alegato, en pro de la Mujer y de Roma. Una geografía romana con la Mujer como protagonista y como guía. Porque si bien Isabel cuenta las historias de muchas mujeres romanas o que tuvieron una íntima relación con Roma, al mismo tiempo nos habla de la ciudad, sumergiendo al lector en ella, en su historia y arquitectura, el trazado de sus calles y las vicisitudes que cada rincón romano ha sufrido a lo largo de siglos.
El planteamiento es hacer un recorrido por la urbe romana recordando en cada rincón, plaza, calle, puerta o monumento,  qué ocurrió allí y qué mujer holló con su sandalia o zapato tal o cual lugar, por qué se llamó de tal modo a ese sitio, y qué leyenda o hecho documentado se encuentra detrás de una simple columna rota o de un oscuro callejón, de un sendero boscoso o de las ruinas de un templo.
Por consiguiente, Isabel Barceló se adentra en la ciudad, comenzando por su entrada más antigua, la Vía Appia. Y a lo largo de los quince capítulos va saltando en el tiempo y el espacio, de una colina a otra, del Palatino al Esquilino, del Pincio al Campidoglio, y de un siglo a otro, sin seguir más orden que el enlace proporcionado por el lugar. Así, aunque principalmente habla de mujeres de la Roma clásica, también nos dará noticia de mujeres del Renacimiento y del Barroco, de la época napoleónica e incluso del Risorgimento. No llega a la contemporaneidad, pone freno en el siglo XIX, el siglo de la unidad italiana, contándonos los últimos y emotivos momentos de Anita Garibaldi.
Cecilia, Horacia, Agripina, Livia, Gala Placidia, Artemisia, Paolina, Anita…nombres más o menos conocidos engarzados con otros desconocidos, de los que Barceló reconstruye o imagina, como mujer, sus sentimientos y reacciones naturales dentro de los parámetros de la época y la cultura romanas. Leyendas como las del surgimiento de Roma, festejos como las Lupercalia, hechos guerreros como la batalla entre Horacios y Curiacios,  la traición de Tarpeya, la tragedia de Beatrice Cenci, la leyenda negra de Lucrecia Borgia, …y no solo historias personales, sino momentos históricos en los que la intervención de las mujeres en grupo, como en el caso de los Gracos, o la primitiva invasión gala, o el rapto de las sabinas, es relevante y cobra una importancia capital.
Las mujeres romanas libres, las matronas,  gozaban de una serie de privilegios y de derechos, que, comparados con otras culturas como la griega o la egipcia, eran muy superiores;  si bien no podían participar directamente en la política, tenían gran influencia en los varones que sí lo hacían. Y su status jugaba un importante papel en el desarrollo de la vida romana. Sin embargo, poco se sabe de ellas por los libros de historia. Y a veces, se tergiversa su posición. Por consiguiente, el esfuerzo desarrollado por Isabel Barceló es muy loable, puesto que recupera para el lector una serie de nombres femeninos ligados a la ciudad de Roma que nos ilustran doblemente sobre los rincones de la histórica urbe. Muy bien hilvanadas unas historias con otras, siempre siguiendo recorridos urbanos hacia atrás o hacia delante. Por la Vía Appia desfilaron tanto las tropas romanas y las albanas como las de Carlos V; por la “cuesta del crimen” subía Vanozza y sus hijos Borgia, como lo hicieron siglos atrás los Tarquinos; por las calles del Trastevere corría la Fornarina, para encontrarse con el divino Rafael, pero también correrá la garibaldina Giuditta Tavani; por la colina del Janículo (morada del dios Jano) subió penosamente Anita Garibaldi para encontrarse con su esposo, pero siglos atrás Clelia y otras jóvenes romanas huyeron ladera abajo hasta el Tíber, escapando de las garras del rey Porsena. La Piazza del Popolo y los adyacentes jardines del Pincio tienen muchas historias que contarnos, así como recorrer la actual vía del Corso (antes vía Flaminia) nos hará rememorar otras vidas como la de la pintora Artemisia Gentilleschi, o la de Goethe y su amante romana.
Personajes no romanos pero sí ligados a Roma son diversos, como la reina Cristina de Suecia, cuya estancia romana fue memorable; o Paolina Bonaparte, o incluso Gala Placidia, hermana del emperador Honorio, cuya corte estaba en Rávena, o Elena, madre del emperador Constantino. No vamos a repetir aquí todos los lugares citados en el libro, pero sí insistir en que la difícil ligazón entre unos y otros está resuelta de tal modo que pasamos de una época a otra muy distinta casi sin notarlo, por las continuas referencias a los distintos espacios. Y con un estilo llano, poético a veces, descriptivo otras, evocador siempre.
Comienza por la Vía Appia y acaba por el valle de la Venus de los Mirtos, o Valle de Murcia, (después Circo Máximo) donde se puede localizar propiamente el comienzo de Roma. Y el recorrido resulta delicioso y ameno, interesante y siempre cercano, ya que el origen de Roma es, en una importante medida, nuestro origen como país latino, del que podemos considerarnos sus descendientes.

La autora misma dice en su introducción: “He tratado de contribuir a esa empresa (el rescate de la memoria femenina) buscando en la Roma de nuestros días el rastro de aquellas mujeres para acompañarlas en sus momentos críticos. Me he sentido muy cerca de ellas. He aprendido de ellas. Y espero haber transmitido la emoción, la admiración y el respeto que han suscitado en mí.” Y efectivamente, lo trasmite de modo excelente. Este es un libro que afectará  no solo las mujeres, sino también a los hombres, porque todos forman parte de la historia de Roma y de la historia de la humanidad.


Fuensanta Niñirola




9/4/18

DESCANSANDO EN EL KIBBUTZ


UN DESCANSO VERDADERO
Título original: Menuhah nekonah, Una paz perfecta, 1982
AMOS OZ
Trad.: Raquel García Lozano
Siruela, 2006


En esta novela, como en muchas otras de Oz, la narración sigue ambientada en un kibbutz. Puesto que el autor israelí vivió desde 1953 hasta 1986 en el kibbutz Hulda, la vida y los personajes que allí se encuentran le dan para muchas novelas. Un kibbutz es una comunidad agrícola, un mundo bastante cerrado, de fuerte colectivización, regido por principios socialistas y sionistas.
En esta novela, si bien hay unos protagonistas centrales, como son Yonatán y Azarías, alrededor de ellos y en muchos casos, solapándose con ellos, giran otros muchos y muy interesantes personajes. El papel del narrador va saltando de uno a otro, alternando con la tercera persona. Esto puede representar un problema al lector al principio, pero después se entra en el juego y la historia se sigue bien.  La narración tiene dos partes: contextuadas como invierno y primavera.

Aún así, los personajes, sobre todo Azarías, Yolek, Srulik e incluso el propio Yonatán, se explayan en larguísimas y complicadas digresiones en las que se mezclan ideas, ensoñaciones, recuerdos, proyectos…lo que complica más las cosas para el lector; sin embargo, todas esas digresiones dibujan muchas cosas: el carácter de cada personaje, sus deseos, ambiciones, aversiones y odios. Y también dibujan el contexto que les rodea, la inminencia de la guerra (la narración está enmarcada en los años 1966-67), la vida en la comunidad agrícola, las relaciones hombre-mujer, padres-hijos, etc.
Todos desean algo que no pueden o no han podido conseguir. Quizás el único que realmente va a conseguir lo que desea es Azarías Gitlin, un joven que misteriosamente aparece en el kibbutz, convencido de que su destino es establecerse allí. Después de haber rodado mucho por Europa, sufrido todo tipo de desgracias y aquejado de una brutal soledad, Azarías busca encerrarse en alguna parte, cual útero materno, donde su vida se regularice y consiga sentirse acompañado y querido.
En suma, una historia emotiva, profunda en su sencillez y complicada en su exposición. Pero siempre impactando al lector.


Amos Oz (Jerusalén, 1939), nacido Amos Klausner, es un escritor, novelista y periodista israelí, considerado como uno de los más importantes escritores contemporáneos en hebreo. Premio Israel de Literatura (1988); Premio Goethe de Literatura (2005) por su libro autobiográfico Una historia de amor y oscuridad; fue uno de los fundadores del movimiento pacifista israelí Shalom Ajshav. Es profesor de Literatura en la Universidad Ben-Gurión de Beer Sheba, en el Néguev y miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes. En 2007 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.


Fuensanta Niñirola

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (14) ensayo histórico (7) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (499) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (74) novela aventuras (14) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (15) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) Novela espías (1) novela fantastica (1) novela fantástica (4) novela historica (36) Novela histórica (31) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) policiaca (1) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (12) Relatos Oeste (1) Relatos. (18) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (3) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog